Consejos pacientes con rosácea, desehadas, piel, enrojecimeinto

Consejos para pacientes con Rosácea

por • 05/08/2014 • Cuidados de la piel, DesehadasComentarios (0)2213

Las personas que padecen Rosácea conviven con sus síntomas día a día, pero lo que no saben, es que estos síntomas pueden disminuir o mejorarse con unos sencillos pasos.

Las claves para manejar con éxito la rosácea se basan en seguir el tratamiento a largo plazo prescrito por el dermatólogoevitar los factores desencadenantes que pueden agravar tu caso, usar cosméticos adecuados y lo más importante… establecer una rutina del cuidado de la piel.

El primer paso importante a tener en cuenta es la limpieza de la piel. Esta es extremadamente importante para la piel con rosácea y uno debe ser constante. Hay que lavarse dos veces al día, elimina el exceso de grasa, residuos del medio ambiente, así como los restos de productos para la piel y maquillaje.

La limpieza tiene ser suave y refrescante y debe realizarse todas las mañanas. Debes usar un jabón suave o limpiador no granulado ni abrasivo y extenderlo con los dedos. También puedes usar una almohadilla de algodón suave o una toallita, hay que evitar siempre utilizar toallas ásperas o otras cosas que produzcan irritación.

Después puedes aclarar la cara con agua tibia varias veces y secarla con una toalla de algodón. Nunca frotes o trates tu cara con dureza. Aplica la medicación tópica si te han prescrito alguna. Deja que el medicamento penetre durante 5 o 10 minutos antes de usar cualquier hidratante, maquillaje u otros productos para la piel.

 

Deben evitarse productos que quemen o irriten tu piel. Muchos pacientes ven agravados sus síntomas con el alcohol, fragancias de mentol, aceite de eucalipto, aceite de clavo o el ácido salicílico. Lo recomendable es utilizar productos para pieles sensibles o pieles con rosácea.

 

Lo mejor para las pieles con rosácea, es usar la menor cantidad de productos, sin incluir los protectores solares que son especialmente importante para quienes la padecen.

Estos dos primeros pasos son una gran medida importante para calmar la piel con rosácea y ayuda a minimizar el enrojecimiento y la irritación.

Se recomienda también el uso de una crema hidratante, pero no sirve cualquiera; las cremas hidratantes son clave para la prevención de la quemazón, escozor, picor e irritación ya que crean una barrera fuerte contra la humedad para ayudar a mantener alejadas las impurezas y los irritantes que pueden dañar la piel sensible. Lo más apropiado es usar cremas específicas para pieles con rosácea.

 

 

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *