El tabu de la cirugia intima, ginecoestetica, mujeres, madurez

El Tabú de la cirugía íntima

por • 11/07/2014 • Desehadas, TratamientosComentarios (0)1878

Llegar a la edad madura es maravilloso, todas las que estáis leyendo esto lo sabéis. La sabiduría, el sex appeal de la madurez y otras muchas ventajas juegan a nuestro favor, pero, no todo iba a ser bueno, y eso también lo sabemos todas.

Con los partos, la menopausia  y los cambios hormonales…  muchas partes de nuestro cuerpo cambian(de hecho, más de las que nos gustarían), como por ejemplo, la zona vulvo-vaginal. Y por desgracia a las españolas, parece que este tema… nos cuesta tratarlo un poco todavía. Así que aquí estamos Desehadas para descubrir, todo lo que los especialistas pueden hacer por arreglar estos problemas íntimos.

Dentro de las operaciones de este tipo encontramos las que se hacen por estética y las que se llevan a cabo por motivos de salud. Las operaciones más demandadas del tipo estético suelen ser la reconstrucción del himen, la lipoescultura/lipotransferencia del monte de Venus (según quieras la zona más aplanada o redondeada)  y la ninfoplastia que es la operación más demandada y que consiste en la reducción de los labios menores. Porque si nos gusta mejorar nuestras arrugas o elevar nuestros senos después de la lactancia… ¿Por qué no vamos a querer rejuvenecer nuestra zona genital?

Por otro lado, también tenemos las operaciones por motivos de salud, y estas se hacen cuando hay afecciones que repercuten en la calidad de vida de la mujer. Las tres operaciones más demandadas son las que ponen remedio a la atrofia vaginal, la hiperlaxitud y la incontinencia urinaria.

Las mujeres podemos sentirnos incómodas por estas tres causas e incluso pueden interrumpir nuestro ritmo de vida diario. Así que si existe solución para recuperar nuestra vida normal, ¿Por qué no vamos a hacerlo?

Estas operaciones son sencillas y tienen un buen postoperatorio, lo cual es un motivo más para recurrir a estas intervenciones.

Por lo que se ve, las españolas no somos tan modernas como nos creemos muchas veces y aunque la demanda ha crecido en los últimos años, parece que “operarse de ahí abajo” es pecado si se hace por estética o nos da apuro si se trata de problemas de salud.  De hecho, la tasa de intervenciones de este tipo,  se encuentra muy por debajo de otros países como Italia o Estados Unidos.

Si tienes algún complejo o tu vida ha empeorado por alguna de las causas mencionadas al inicio, no lo dudes e infórmate de todo lo que los avances en ginecoestética pueden hacer por ti. No seas la última en enterarte y consulta a tu ginecólogo.

Porque cuanto antes soluciones tus problemas o inseguridades, antes te sentirás como una mujer nueva, segura y feliz.

No olvidéis nunca que lo más importante es consultar un buen especialista.

 

Besos Presumidas!!

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *