¡Fuera complejos! Admira tu perfil.

por • 25/02/2016 • Belleza, Desehadas, TratamientosComentarios (0)2501

@Deseadas.- Existen partes de nuestro cuerpo o nuestro rostro que en ocasiones nos hacen sentir incómodos. Tanto que pueden llegar a convertirse en complejos.

Los complejos no son buenos amigos, ya que pueden llevar a inseguridades y a bajos estados de ánimo que repercuten en el día a día de quienes los sufren.

A veces son las orejas de soplillo o la papada, y en otras muchas es la nariz.

Esta parte de nuestro rostro es infinitamente diferente entre unos y otros, y en ocasiones, su forma, longitud o ángulo, pueden llevar a serios complejos.

nariz, rinomodelación, rinoplastia, caballete, complejos, complejo Por suerte ya no es necesario pasar por el quirófano en todos los casos. La medicina estética ha avanzado tanto que la rinoplastia a quedado en un segundo plano para dar paso a la rinomodelación.

¿Que en qué consiste? Tranquilas, que os lo vamos a explicar con todo detalle.

Aunque lo no creáis, la toxina botulínica tiene la clave para solucionar estos problemas, y es la sustancia con la que se lleva a cabo esta intervención estética.

La toxina botulínica puede elevar la punta de nuestra nariz si por el paso del tiempo se va produciendo una contracción del músculo que baja la punta de la nariz, produciendo un efecto de nariz “aguileña”.

La relajación de este músculo mediante la inyección de la toxina es posible.

Al relajar este músculo, los antagonistas se fortalecen elevando así la nariz y dando un aspecto más rejuvenecido al rostro.

En algunas ocasiones se combina la aplicación de toxina botulínica con ácido hialurónico para elevar todavía más la punta y evitar así una cirugía.

También es posible rectificar la forma del caballete. ¡Siiii! La nariz de “Ketama” tiene los días contados. La toxina puede suavizarlo, dando un aspecto de más armonía a la nariz.

Cualquier pequeño defecto en la forma de la nariz se puede corregir combinando toxina botulínica y ácido hialurónico. ¿Quieres más ejemplos?

También se pueden estrechar los agujeros de la nariz, levantar las alas de la nariz, corregir asimetrías y todo en una sola sesión y sin pasar por quirófano.

La toxina botulínica es por lo tanto una alternativa efectiva, más económica y a tener en cuenta para la rinomodelación.

Besos presumidas

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *