Herpes, me vas a arruinar la semana

por • 11/07/2014 • Belleza, Cuidados de la piel, Desehadas, Healthy, TratamientosComentarios (0)1629

Domingo, 23.45 de la noche, estás en el sofá, te quedarías con las mantitas y los cojines de por vida y amén, pero eres un chica responsable y sabes que el sofá es muy traicionero para tu espalda por lo tanto te levantas de sofá refunfuñando, vas al baño para lavarte los dientes y hacerte una trenza para no amanecer como una leona y ¿PERDONA? ¿Qué puñetas tengo en el labio? ¿Señor que hecho yo para merecer esto?

¡HA VUELTO! Tras año y medio… ya sabía yo que estabas tardando, demasiado tiempo en silencio, que afán de protagonismo. Y claro… ¿Qué se pone una casi a las 00:00 de la noche si no tienes ninguna pomada?

Imposible no acostarse con un cabreo propio de la niña del exorcista. Sabes que te vas a levantar con el labio hinchado, repugnante, inmundo y nauseabundo.

Va a ser una convivencia dura, no podré reírme a carcajadas, no podré abrir mucho la boca, nada de hamburguesas XXL y castigada sin besos interesantes.

Pero… ¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial, coloquialmente conocido como “calentura”, “pupa labial”,  “me siento asquerosa y sucia”, es una ampolla de color rojizo o morado. Suele aparecer en la parte más externa del labio. Los herpes labiales pueden aparecer en forma de racimos y a veces están llenos de líquido. Duran una o dos semanas. Aunque también se llaman calenturas, no hace falta tener fiebre para que te salga una, aunque ya podríamos tener fiebre y así nos quedamos casa y nadie nos ve el monstruo que tenemos por amigo.

 

¿Qué puede provocar un herpes labial?

Las calenturas están provocadas por un virus denominado herpes. La infección por herpes es una de las infecciones víricas más frecuentes. El nombre científico del virus específico que causa el herpes labial es herpes SIMPEX.

Hay dos tipos de herpes simplex: el herpes simplex tipo 1 (abreviado como VHS-1) y el herpes simplex tipo 2 (abreviado como VHS-2).

 

¿Cómo prevenir el herpes labial?

Alimentaros bien (dieta mediterránea), descansar un mínimo de 8 horas, aprender a afrontar el estrés (contar hasta 50 y pensar que todo pasa por algo) y ante todo sonreír porque no hay herpes que mate vuestra dulzura.

 

Besos mis chicas.

 

P.D. AVISO- Nada más despertaros, no os toquéis la herida sin veros, porque estará igual de fea que ayer. ¡Los Reyes Magos no existen!

 

 

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *