No más cara triste

No más caras tristes

por • 02/06/2014 • Belleza, Desehadas, TratamientosComentarios (0)3337

La mirada “corderito degollado” tiene los días contados gracias a la toxina botulínica y al anclaje o cantopexia. ¿Que en qué consiste? Tranquila que te lo descubrimos ya.

Lo normal para que nuestra mirada sea armoniosa, es que la ceja se sitúe ligeramente por encima de la cuenca del ojo. Sin embargo a veces, por el paso de la edad, esa no es la realidad y se produce un pequeño descolgamiento de la zona, que produce esa sensación de “cara de tristeza”.

Si ese descenso es leve puede corregirse con toxina botulínica; de hecho con una o dos infiltraciones en la parte superior de la zona orbital es suficiente, además de muy discreto.

El problema surge cuando la caída es más evidente, por suerte ya se puede recurrir a una novedosa técnicallamada cantopexia. Esta consiste en realizar un corte en la parte exterior del ojo para después anclar la ceja al hueso en su nueva posición con puntos de sutura internos, hilos tensores reabsorbibles o implantes médicos reabsorbibles, que fijan y estiran la zona durante un año.

Puede parecer agresiva por la zona tan delicada en la que se practica pero lo normal es estar totalmente recuperada a los cinco días. Como en todas las intervenciones que se realizan en los ojos o cerca de ellos. Puede ser que aparezcan hematomas y que nos veamos como mapaches durante unos días, pero no debe preocuparte.

Ya no hay excusas!! NO dejes que nadie piense en el metro: ¡Pobrecita tiene cara de cansada! o ¡Seguro que está disgustada!

Recupera tu mirada y disfrútalo porque no hay nada más importante que tu felicidad y eso, se nota en la mirada.

 

Besos presumidas.

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *