Milagros de la toxina botulínica y otros datos importantes.

por • 02/01/2014 • Belleza, Desehadas, TratamientosComentarios (0)1335

Lo más normal es repetir el tratamiento cada 3 ó 5 meses pero depende de lo que gesticuléis y de la fuerza de los músculos de cada uno. Si eres de las que se pasan el día gesticulando o tienes mal genio, el tratamiento se realizará cada 3 meses para conseguir los mejores resultados. Pero si eres de las que viven en una paz constante el tratamiento se realizará cada 6 meses.

Pero si algo queremos saber las mujeres ansiosas por borrar las fastidiosas arrugas, es si es segura la toxina botulínica. Y la respuesta es… SÍ.

La toxina se usa desde hace más de 25 años para otros tratamientos no estéticos como alteraciones oftalmológicas y neurológicas y se ha demostrado su gran seguridad y eficacia. Sin embargo en la actualidad, lo más habitual es escuchar los retoquitos que se ha hecho esa famosilla que se arriman siempre por interés.

La dosis que se emplea para tratamientos estéticos es mucho menor que la que se aplica a niños para tratar distintas patologías. Además, es de los pocos medicamentos que habría que multiplicar su dosis x 60 para ser tóxica. Es decir, en estética las dosis utilizadas son mínimas y muy seguras.

Lo mejor de la toxina es que tienen pocos efectos secundarios. Algunos son debidos a, una mala técnica por parte del médico. Así que mucho cuidado con dónde se va, hay que elegir un buen médico especialista. Queremos seguir siendo mujeres expresivas!! milagros

Y chicas, hay que ser realistas con los efectos de la toxina botulínica, esta no hace milagros, no os va a devolver a los 25 ni os va a dar la juventud eterna. La toxina tiene unos efectos concretos y vamos a decir cuáles son:

  •  Relaja los músculos que al contraerse producen las arrugas de expresión, como las las arrugas del entrecejo, frente, patas de gallo..,
  •  Produce un efecto de elevación de la cola de las cejas o de la punta de la nariz, …
  • Y no, la toxina no elimina:
  •  Manchas ni venas de la piel.
  •  No activa la formación de colágeno o elastina.
  •  No tensa la piel fláccida.
  •  No rellena surcos de la cara

Pues lo dicho, hay que ser realistas; la toxina nos ayuda a mejorar el rostro, pero nada te hará más guapa que una sonrisa cada despertar.

Besos presumidas!!

Fuente: El libro del Bótox. Dr Ricardo Ruiz Rodríguez

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *