¿Qué tengo? Rosácea o Acné

¿Qué es lo que tengo? Acné o Rosácea.

por • 23/05/2014 • Cuidados de la piel, DesehadasComentarios (0)6925

Es posible que algunas ya conozcáis de que hablo y sepáis diferenciar los síntomas o ya habéis visitado al dermatólogo. Pero para todas aquellas que aún no lo han hecho, hoy vamos a descubriros qué es la rosácea.

Hay mujeres que de manera habitual tiene sus mejillas enrojecidas y no solo eso, sino que además este enrojecimiento va acompañado de pequeños bultos de color rosado que pueden ser dolorosos al tocarlos u otros bultos rojos por debajo que tienen pus por arriba y parecen granos. Alguna se ha dado por aludida ya??

 

rosácea un problema embarazoso

 

Muchas llevaréis algún tiempo conviviendo con este martirio pensando que es un acné repentino, que no entendéis cómo aparece a estas alturas de la vida; otras que habéis tenido acné desde la juventud pensaréis que continua siendo cosa de lo mismo pero… sabéis si es realmente acné??

Para aquellas que no hayan oído hablar de ella, les presentamos a la Rosácea!! La rosácea es una enfermedad cutánea crónica que muchas veces puede confundirse con el acné y que gracias a tratamientos médicos y cambios en el estilo de vida, puede controlarse sin problema.

A diferencia de lo que ocurre con el acné, la rosácea aparece entre los 30 y 40 años, surgiendo el punto álgido de la enfermedad entre los 40 y los 50 años. Además las mujeres que la padecen suelen tener la piel muy clara, con lo que sus síntomas destacan bastante. Acné o Rosácea

Entre los síntomas más destacados de la rosácea se encuentran el eritema, las rojeces persistentes, los vasos sanguíneos dilatados o la aparición de pápulas y pústulas (que son aquellos bultos descritos al comienzo) en la zona central del rostro. Además, en algunos casos avanzados de la enfermedad, puede producirse un hinchazón en la nariz u otras zonas del rostro. Sorprendidas verdad??

Si alguna ha pensado ya que puede padecerla, debe acudir con brevedad al dermatólogo para que éste realice las pruebas necesarias para su diagnóstico y posterior tratamiento.

Hasta que llega el día de la consulta, introducir algunos cambios en los hábitos y observar si existe mejoría, puede ir dándonos pistas.

Algunos de los factores que la potencian son: la exposición a la radiación UV, las condiciones climatológicas extremas, el consumo de alcohol, la comida picante o las bebidas calientes.

Para comprobar si existe mejoría, uno de los primeros pasos es proteger la piel del sol con protector solar. Como la piel se irrita fácilmente cambia de jabón y utiliza uno para pieles sensibles y evita maquillajes y otros productos que puedan irritar tu piel.

Y ahora que ya tienes estos conocimientos sobre la rosácea, os aconsejo a todas las que dudéis que vayáis consulta del dermatólogo lo antes posible. Con un tratamiento personalizado vuestra calidad de vida mejorará por completo.

Besos presumidas.

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *