desehadas, piel sensible, cuidados, belleza

Rutina para pieles sensibles

por • 04/11/2014 • Cuidados de la piel, DesehadasComentarios (0)2513

No todas las pieles son iguales, a veces nuestra piel reacciona de manera más brusca ante las inclemencias del tiempo o los productos que aplicamos sobre ella. Para todas aquellas que tenéis la piel sensible es este post con varios consejos que mejorarán la calidad de vuestra piel.
1. Protege tu piel del sol

Aunque no sea verano y nuestras jornadas de sol y piscina hayan acabado… el sol no ha desaparecido, y cada día seguimos exponiendo algunas partes de nuestro cuerpo a sus rayos. Por eso es importante protegerse durante todo el año. No te olvides de echarte una crema con spf alto en la piel del rostro.

2. Usa un jabón suave

Nada de “cualquier gel de baño sirve”; después de la ducha aunque no lo creas nuestra piel se reseca. Lo mejor es usar productos específicos para pieles sensibles o con avena. De lo contrario, solo estarás secando aún más tu piel seca.

3. Ducha mejor que baño

Bañarse deshidrata más la piel que ducharse. No lo hagas con agua caliente, opta por agua templada que reseca menos. Si a pesar de todo, te apetece darte un baño relajante… no te quedes horas a remojo como si fueras una legumbre.

 4. Seca la piel, no la frotes

La toalla no es una lija ni un exfoliante, el objetivo es secarse. Cuando te vayas a secar no frotes tu cuerpo como una posesa. Lo correcto es secar la piel con la toalla dando suaves golpecitos.

5. Hidrátate a diario

No hay mejor consejo de belleza que hidratarse. Chicas… ¡La hidratación lo es todo! Aprovecha cuando salgas de la ducha para aplicarte el producto que más se adecue a tu tipo de piel, así repararás la película hidrolipídica que cubre la epidermis.

6. ¡Abrígate!

Cuando haga frío, ¡abrígate! El viento frio y seco del otoño y el invierno reseca mucho nuestra piel, dejando una sensación muy tirante que a veces molesta. ¡Ah, y no olvides las manos!

7. Bebe agua

Para una piel hidratada es necesario que nuestro cuerpo tenga suficiente cantidad de líquido. Usa el truco de las botellitas de agua. Es perfecto para saber la cantidad de agua que estás tomando. Lo ideal son unos 8 vasos de agua al día.

8. Come de forma equilibrada

Una dieta saludable y equilibrada también influye en el estado de nuestra piel. No olvides lo de comer cinco piezas de fruta y verdura al día, no es un mito, es una realidad. Esto te ayudará a mantener tu piel bella y saludable.

9. Duerme lo suficiente

Disney tenía la clave, la bella durmiente se mantenía así de hermosa por algo. Las personas que duermen las horas necesarias para reponer su cuerpo (7 u 8 horas) tienen la piel más bonita y saludable.

10. Deja de fumar

Dile adiós a tu inseparable compañero de sobre mesas, el tabaco estropea seriamente la piel. La deja con un tono apagado y mate y hace que envejezca con más rapidez. ¿Es eso lo que quieres?

 

Queda claro que tener una piel sana y bonita depende en una gran parte de nosotras mismas. Los cambios de hábitos y malas costumbres son difíciles pero tienen una gran recompensa.

Saca fuerza de voluntad y consigue la piel que quieres.

¡Besos presumidas!

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *