SOL Y ROSÁCEA: ¿SON COMPATIBLES?, piel, cuidados, rosacea, desehadas

SOL Y ROSÁCEA: ¿SON COMPATIBLES? LAS CLAVES PARA DISFRUTAR DEL VERANO

por • 08/07/2014 • Cuidados de la piel, DesehadasComentarios (0)4762

¿Alguna vez te ha ocurrido que después de cenar picante, tomar alcohol o vivir una situación de estrés emocional, te ha surgido un extraño enrojecimiento en el rostro?

Si tu respuesta es sí, es posible que padezcas rosácea, un problema dermatológico que afecta a más de 2.5 millones de mujeres en España entre  los 18 y 64 años.

Para muchas mujeres es un problema desconocido que confunden en ocasiones con el acné, y aunque se desconocen las causas que la originan, si se tiene constancia de que factores como el calor, están relacionados con la aparición de sus síntomas.

Lo recomendado es acudir a un especialista que confirme si padeces  rosácea, hasta entonces y para aquellos que ya estén diagnosticados, os dejamos las mejores recomendaciones para disfrutar al máximo del verano.

 

–  Evita una prolongada exposición al sol. A cambio, puedes aprovechar para visitar esa exposición a la que nunca tienes tiempo de ir o hacerte la pedicura ¿te atreves a presumir de uñas malvas?

–  Si quieres tomar el sol, prepara tu kit veraniego. En primer lugar, no te olvides de llevar un sombrero. Además de protegerte, es un accesorio que te va a dar un look muy chic, tanto si estás en la playa como en la piscina. Además del sombrero, unas gafas de sol (las de espejo causan furor esta temporada) y protector solar son los complementos imprescindibles para que la rosácea no impida que disfrutes de tu tarde de verano.

–  Evita hacer actividad física en las horas principales del sol. Es decir, el running e irte de compras son unos planazos estupendos, pero intenta hacerlos en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde.

–  Uno de los planes más apetecibles en verano es disfrutar de un cóctel en la terraza de moda. Como el consumo de alcohol es una de las causas del enrojecimiento facial, te recomendamos que pruebes alguno de los cócteles veraniegos sin alcohol que más triunfan. Anímate a pedir un mojito o un San Francisco sin, seguro que repites.

–  Por último, visita a tu dermatólogo.  No olvides pedir cita con tu dermatólogo, tu médico te sabrá orientar sobre el tratamiento más adecuado para que la rosácea no condicione tu vida.

 

Pin It

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *